¿Cómo Cambiar De Multinivel Con Integridad Y Sin Perder Mi Credibilidad?

Antes de comenzar, queremos dar una aclaración

Si, se que llevamos mucho tiempo sin publicar absolutamente nada en el blog, y más tiempo aún sin subir ni un solo vídeo al canal de youtube, por ello, lo primero que quiero hacer es pediros mil y una disculpas por ello. No ha sido por una cuestión de no querer hacer nada, sino todo lo contrario, las ganas están y tenemos muchos temas apuntados para hablar de ellos en el blog. Pero hemos estado muy muuuuuyyy liados. Como muchos de vosotros ya sabéis, hemos comenzado con un nuevo proyecto personal y creado por nosotros llamado Fórmula Del Dinero, Estamos haciendo varios cambios en todo el proyecto, y habrá cambios también en esta web, ya que ahora contamos con un nuevo miembro entre las filas, todo un experto en Internet llamado Donny Sosa de la web www.descargadinero.com, además se va a cambiar el nombre de la web (el dominio), y en cierto modo, Netmarkblue ya esta pasando a llamarse Fórmula Del Dinero, son muchos los cambios que están por venir… todo es un proceso, y por ello poco a poco se irán dando todos los cambios pertinentes.

Comenzamos

Sin más, entremos ya en el tema del cual vamos a hablar el día de hoy; “Cómo cambiar de multinivel con integridad y sin perder nuestra credibilidad”

Este tema surge por la cantidad de emails que hemos recibido de muchos de vosotros preguntándonos por este tema. Parece ser que últimamente hay una avalancha de networkers que quieren cambiar de empresa MLM y creen que eso pondrá en peligro su credibilidad. Muchos nos habéis preguntado por diversas situaciones en las que está envuelta la integridad al cambiar de compañía de MLM. Bien, vamos a abordar el tema en cuestión.

Este tema es un asunto un tanto complejo por el hecho de  que se ven implicadas tanto emociones como los intereses. Vamos a hacer un análisis muy básico, ya que abordar todos los aspectos que este tema nos ofrece nos llevaría muchísimo tiempo, y antes que lanzar un super texto en el blog que nadie lea, prefiero hacer algo mas sencillo, fácil de entender y directo.

En primer lugar debemos entender que cada persona es totalmente libre de elegir con que compañía quiere trabajar. Cada uno elige su camino en la vida y toma sus propias decisiones. No todas las personas han pasado por lo mismo, ni todas las personas tenemos los mismos puntos de vista, cada uno toma sus decisiones basadas en sus experiencias de vida.

Como seres humanos dotados de libre albedrío tomamos nuestras decisiones, en unas ocasiones DECISIONES ACERTADAS, las cuales nos llevan a GANAR, en otras ocasiones DECISIONES DESACERTADAS, las cuales nos llevan a APRENDER. Es ley de vida, nadie nace enseñado y nadie acierta siempre en su vida, es necesario equivocarse para aprender. Hasta aquí todo correcto.

Ahora bien, el problema se plantea cuando la decisión toma, aunque sea personal, afecta de un modo u otro a terceras personas. Veamos un ejemplo específico para entenderlo mejor.

Imaginemos que tú llevas ya un tiempo en una compañía MLM, y decides hacer un cambio, has encontrado una compañía que te agrada más, o un equipo que te esta ofreciendo un sistema que no te da el equipo en el cual estás. Esta decisión es una decisión personal, y no tiene nada que objetar. Como dijimos al principio, eres una persona totalmente libre para tomar tus propias decisiones. Seguramente a tu upline no le va a agradar en absoluto que dejes el equipo, es obvio que aquí tu decisión afecta a los intereses de una tercera persona, más aún, si esa persona ha invertido mucho tiempo y esfuerzo en ayudarte a mejorar en tu negocio a ti y tu equipo, a aprender, en algunos casos puede que haya invertido económicamente en ti. Pero por mucho que esto pueda molestar a tu upline, deberá entenderlo, es tú vida y eliges tu camino.

libreEl problema en estos casos llega cuando las personas comienzan a actuar con falta de integridad (ya sea por parte del upline o de la persona que se fue). Por ejemplo: muchas personas que abandonan a un equipo o una empresa utilizan la estrategia de hablar mal de dicha compañía multinivel o de su ex equipo para de ese modo ganar afiliados, y reclutar de este modo personas de la otra compañía, señores y señoras, esto no es ético, si bien es cierto que no tienes que tener problema de hablar de tu nueva oportunidad de negocio, no puedes comenzar a usar de estrategia el hablar mal del que fue tu equipo y tu compañía.

Las personas que usan táctica sibilinas para de este modo reclutar a una gran cantidad de personas del que fue su negocio o incluso de otros negocios multinivel, lo que realmente están haciendo es perder su credibilidad, cuando uno trata de hacer ver lo bueno que es su negocio diciendo lo malos que son otros negocios, y de este modo demostrar que el suyo es mejor, bajo mi personal punto de vista no va en absoluto por buen camino. Te recomiendo que no caigas en ese juego, la imagen que se ofrece no es para nada la imagen de un profesional, no intentes ser un manipulador. Presenta tu negocio, habla de él, pero no intentes rebajar a otras empresas o equipos.

De hecho, las prácticas desleales están reguladas en la mayor parte de los ordenamientos jurídicos. ¿Nunca has escuchado lo que se define o conoce como competencia desleal?

Tienes que tener presente que la vida da muchas vueltas, solo tienes que mirar tu vida atrás, hace un par de años, verás que en ese tiempo tu vida te ha llevado por caminos que probablemente ni imaginabas, y no hablo únicamente en el tema de negocios, sino en los demás ámbitos de tu vida.

Es muy importante ante todo mantener una relación saludable con las demás personas, aun mas si has compartido momentos agradables con esas personas y son tus amigos. Por ello cuando te vayas de una empresa o equipo por una u otra razón, deberás hacerlo de manera correcta, honesta y positiva con todas aquellas personas con las que te has cruzado en esa travesía.

Cuando una persona toma su decisión de cambiar de negocio y lo hace de una forma ética e integra, nadie tiene porque cuestionar su decisión, ni por que hablar mal de esa persona, ni puede cuestionar su profesionalidad ni credibilidad, seamos honestos, ¿qué es mas honesto (valga la redundancia) cambiar a una empresa porque crees que es un vehículo mas adecuado para alcanzar tus objetivos, o seguir en una empresa en la cual ya no estas a gusto porque siente que no es el vehículo adecuado?, creo que la respuesta esta muy clara.

Lo mas complicado en estos casos es mostrar empatía, pero cuando somos capaces de mostrar empatía, todo fluye de manera mas armoniosa y natural. La empatía es saber ponerse en el lugar de la otra persona, en el mundo falta empatía, si hubiera mas empatía desaparecerían una gran cantidad de problemas en el mundo. Es algo que no es fácil, pero es algo que tenemos que lograr. Pongamos un ejemplo de una situación muy común en estos casos, de este modo tendrás una mejor visión. Vamos a ponernos en ambos papeles pero sin prejuzgar ¿ok?

– Representante A: Esta persona a tomado la decisión de cambiar de compañía por cualquiera de las siguientes razones: le han presentado un proyecto que le apasiona más que el proyecto en el cual esta actualmente, porque cree que el nuevo equipo le aporta más, porque el plan de compensación de la nueva empresa le es mas de su agrado, porque esta mas contento con el producto de la nueva empresa, etc. Las razones que una persona pueda tener para cambiar de empresa pueden ser muy variadas, la cuestión en todo el asunto es que esa persona tomo SU DECISIÓN y cree que es lo mas correcto.

– Representante B: Esta persona es el upline de A y no comparte en absoluto la decisión que tomo A de cambiar de compañía y se siente defraudado y decepcionado, las razones son que ha invertido su tiempo dedicación y esfuerzo en ayudar a el representante A, y cree que la decisión de este de cambiar de empresa es desleal y desagradecida.

Como podemos observar, ambos planteamientos son razonables, ya que cada uno tiene su propio punto de vista y dan sus fundamentos. ¿Cómo evitamos este problema?, es sencillo, con la regla aurea o regla de oro, esta regla nos enseña a no hacer a los demás lo que no quieras que te hagan a ti.

Aplicar esta regla a nuestras vidas nos va a evitar una gran cantidad de problemas, antes de actuar debemos pensar. Plantéate las siguientes preguntas: ¿me gustaría que me hiciesen a mí lo que yo voy a hacer?. ¿Cómo puedo evitar daños colaterales?. ¿Me gustaría que los miembros de mi equipo me comentaran sus intenciones antes de llevarlas acabo?…

Si nos planteáramos estas preguntas, todos actuaríamos de una manera mas correcta, ética, integra y moral.
Da mucha pena ver networkers que en redes sociales o de manera personal se acusan el uno al otro, ¿de verdad crees que una persona que actúa de ese modo puede ser considerado un líder, alguien a quien seguir?. Yo siempre le digo a mi equipo, que deben ser personar asertivas. Por sus hechos y palabras las personas dan a conocer su esencia interior. ¿Qué esencia quieres demostrar a los demás?

Si desarrollas tu potencial, te capacitas y te desarrollas personalmente, tendrás miles de personas que te sigan, por que las personas siguen a personas, y no tendrás que andar hablando mal de una persona, un equipo o compañía. Las personas querrán trabajar contigo.

¡ ¡ Un Abrazo ! !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Comparte En Redes Sociales